Chequear la información


Es curioso lo que sucedió ayer y hoy ante un tuit, ¡un tuit!, que le envié a la gente de @Chequeado consultándoles acerca de su modo de financiamiento. Es cierto, pude haberme fijado antes en su web pero no lo hice. Les escribí espontáneamente, como suele suceder a menudo en Twitter, para saber cómo sostienen su proyecto.

Soy periodista. Conozco muy bien el oficio y su ABC que es justamente chequear la información antes de publicarla o difundirla. Esa es, justamente, una de las crisis de los medios periodísticos contemporáneos. No chequear nada. Publicar lo que sea. Tuvimos un brutal ejemplo en estos días con la falsa foto de Hugo Chávez que publicó el diario El País. Insisto, el drama del periodismo en la actualidad es haber perdido aquello único que lo hacía creíble que era chequear y rechequear la información antes de publicarla. Importa la primicia, me dirán. Es una eterna discusión. El afán de la primicia a veces nos hace pagar costos muy altos como sociedad. Pero, sinceramente, creo que ya no es ni siquiera la primicia el objetivo sino la política, sí la política que se hace a través de los medios de comunicación bajo el disfraz de la neutralidad y de la objetividad. La política que también se hace a través de las ONG. Y eso no está mal. Lo malo es ocultarlo. Lo malo es vestirse con ropajes de objetividad que oculten tus objetivos y los intereses de aquellos que te sostienen. Y no estoy diciendo con esto que todos/as lo hagan pero sobran ejemplos de quiénes sí lo hacen.

Repitámoslo una vez más: no hay neutralidad ni objetividad en los medios de comunicación, ni en las redes sociales ni en las ONG. Creer eso es comprarse un buzón del tamaño del planeta Tierra. Somos sujetos con intereses, valores, defectos y virtudes. Esto es lo que trasciende en los ámbitos en los que desarrollamos nuestras relaciones interpersonales y nuestros emprendimientos.

Siempre existió en los medios de comunicación una línea editorial y obviamente ésta deriva de una ideología. Rafael Correa diría que lo único que existe es la libertad de empresa, yo no me atrevería a algo tan drástico -aunque avalo su punto de vista- porque creo en los resquicios que van surgiendo. Creo en la posibilidad de crear y generar cuestiones virtuosas y conciencia creativa y ciudadana desde los márgenes. De todas formas si vemos la película, y no la foto, desde que las corporaciones se adueñaron de los medios de comunicación, porque los comprendieron necesarios para seguir consolidando su enorme poder, todo el libreto es acerca de negocios (privados y públicos) y poder. Creer otra cosa es pecar de ingenuo/a. Entender la política nada más que como decisiones que surgen de un gobierno es de miopes. ¿Acaso las corporaciones, los bancos, las ONG financiadas por éstos no juegan su juego?

Reitero, como periodista le doy gran valor al chequeo de la información. No hay profesión ni oficio de periodista que se precie de tal sin esa práctica. Como ciudadana me parece perfecto que se chequee el discurso público. Es algo que los medios de comunicación han dejado de hacer desde hace rato y en el caso que nos incumbe lo hace una ONG. Chequear es una forma que tenemos de generar lo que se suele llamar accountability en inglés, o rendición de cuentas. Por supuesto que los poderes del estado deben rendir cuentas. Estamos, de hecho, en plena discusión acerca de este asunto en cuanto al Poder Judicial encerrrado en su torre de marfil (esto será asunto de otro post). Pero me parece también necesario, justamente porque hace a este circuito virtuoso que pretendemos de transparencia, saber cómo se financia un proyecto como Chequeado. A tal punto es importante que ellos mismos lo publican en su web. Me disculpo por no haberlo buscado antes de preguntarles.

Aquí pueden leer la extensa explicación de Chequeado sobre ellos mismos. Dicen: “La intención de Chequeado.com es ayudar a reducir el margen de impunidad intelectual en aquello que se dice, se escribe, se promete, se critica o se oculta.” Está muy bien. Y agregan: “el objetivo es enriquecer la calidad de la democracia en la Argentina”. ¿Qué persona de buena voluntad puede estar en contra de eso?

Chequeado también reconoce que nuestro derecho a la información puede estar afectado “por razones vinculadas a intereses particulares”. Me detengo aquí un instante para explicar a aquellos que me saltaron a la yugular cuando le consulté a Chequeado cómo se financian, que lo hice por esta misma razón. Una tuitera me dijo que yo me metía con un “ciudadano común” que no está obligado a revelar cómo se financia. A ver, resulta muy obvio pero habrá que puntualizarlo: Chequeado no es un ciudadano común. Según ellos mismos informan: “La Voz Pública-Chequeado.com es una organización no gubernamental, no partidaria y sin fines de lucro cuya personería se encuentra en trámite en la Inspección General de Justicia desde octubre de 2011.” Chequeado no es un ciudadano común porque un ciudadano común no suele disponer de $800.000 para desarrollar sus actividades laborales. Un ciudadano común no tiene el respaldo de empresas, bancos y ONGs como pueden ver en lo que sigue. Seguramente porque Chequeado comprende el valor de la transparencia es que publica este detalle:

Chequeado financiamiento

ONGs apoyan a Chequeado

Chequeado no es una idea que nace en la Argentina sino que se inspira en otras experiencias estadounidenses, británicas y francesas.
Fact Check

Channel 4 News Fact Check

Politifact

Les décodeurs

No conozco a la gente de Chequeado. Si sus objetivos son loables les deseo que los puedan llevar a cabo tal como lo pretenden. Tampoco tengo idea de quiénes son las personas que me interpelaron vía Twitter, una diciendo que yo informara mi CUIT así me investigaba, y la otra preguntándome si yo era de la Gestapo. Y lo hicieron en nombre del resguardo de la libertad ciudadana. Insólito. ¿Acaso yo no puedo preguntar lo que se me ocurre sin ser sospechada de terrorista o nazi? ¿Se dará cuenta esta gente de su contradicción? Vivimos tiempos de distorsiones que preocupan.

Soy periodista. Pregunto. Vivo de preguntar. ¿Si hubiera hecho la pregunta siendo periodista de Clarín o Le Monde diplomatique entonces sería más válida? ¿No me hubieran cuestionado? Pasan muchas cosas -buenas, malas, aburridas, divertidas, delictivas- en las redes, como en la vida misma. Esta no la quise dejar pasar.

Anuncios

6 pensamientos en “Chequear la información

  1. Sergio De Piero

    De lo mas razonable tu cuestionamiento al tema y muy bueno el post. . Las ONG, así en general sin discriminar, suelen contar con el beneficio de la credulidad sobre sus acciones y defender solo “el bien común”. Creoq ue el trabajo de chequeado, que a veces leo, puede ser interesante. Sin embargo no comparto mucho las categorías; es difcil ser taxativo al decir que una afirmación fue verdadera, falsa o engañosa, etc. A veces son cuestiones que si dan lugar a la categorización, pero muchas veces tiene que ver con el punto de vista del que habla, la interpretación semántica d elas frases, etc. En fin hay mucho Habermas para dar vuelta.

  2. carol abousleiman Autor de la entrada

    Gracias por sus comentarios. Sigue siendo curioso que la gente de Chequeado no haya respondido. ¿Verdad?

  3. Daniel Ventura

    Muy interesante tu planteo. Chequear a Chequeado no me parece ningun desproposito. Al contrario! Yo siempre me planteo la misma disyuntiva. Quienes bancan a las ONGs que denuncian? Siempre hay que pensar que hay alguien de la vereda de enfrente o del otro lado del mostrador al que le interesa que esa denuncia o planteo se produzca. Que Chequeado aparezca en las columnas de medios como La Nación de Buenos Aires y en programas de Radio Continental y Diario El Pais (Grupo Prisa) ALGO nos esta indicando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s