Violencia de Género: bien por el fallo en la CABA. Hay que trabajar en esa línea.


En el video, realizado por Perfil, tienen la historia en primera persona de Corina Fernández, víctima de una tentativa de femicidio y de violencia de género en la Ciudad de Buenos Aires. También escucharán la opinión, respecto de esta problemática, de Elena Highton de Nolasco, jueza de la Corte Suprema de la Argentina quien considera que “las estadísticas son patéticas en todos lados”.

Hace unos días se dio a conocer la sentencia del Tribunal Oral Criminal N° 9 de la Ciudad de Buenos Aires sobre el caso de C.F. y ahora se conocen sus fundamentos. Aquí la nota “La sentencia que le puso nombre al femicidio” publicada hoy en la tapa de Página/12.

¡Ochenta veces denunció Corina Fernández a su pareja! ¡80! Frente a la dimensión del problema cultural de la violencia de género el sistema no está respondiendo adecuadamente. Es que nos quedamos en una instancia de nulos reflejos y hacemos muy pero muy poco. Emparchamos y a veces ni siquiera eso. Este fallo de la CABA es muy importante. Se detiene en las distintas modalidades de la violencia de género, menciona el femicidio como categoría y descarta aquello a lo que habitualmente se recurre que es la “emoción violenta” para atenuar las penas de los violentos tal como sucedió con el femicida de Wanda Taddei, Eduardo Vásquez.

No cabe duda de que la muerte de una mujer a consecuencia de la violencia de género constituye una categoría sociológica claramente distinguible y que ha adquirido especificidad normativa a partir de la Convención de Belem do Pará. No hay razón, en consecuencia, para no darle nombre y, en tal sentido, cabe señalar que la conducta de Javier Claudio Weber constituye un intento de femicidio, entendiendo por tal la muerte de una mujer –o de una persona con identidad femenina– ejecutada por un varón en razón del género”, consideraron dos de los magistrados del TOC N 9.

Justicia (capacitada porque lo que tenemos en la Argentina es una Justicia machista) + Fuerzas de Seguridad (capacitadas porque lo que tenemos son policías machistas)+ Educación + Campañas (que incluyan situaciones de noviazgos adolescentes) + Ayuda social + Atención a los niños y niñas también víctimas y rehenes de situaciones de violencia de género + Medios de comunicación. Todos estos eslabones deben articularse para enfrentar y erradicar la violencia de género. Esa sería una verdadera política pública.

En la sociedad machista argentina en la que vivimos tenemos una maravillosa ley, la 26.485, Ley de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, pero no se aplica como debiera aplicarse. ¡Cómo nos hemos acostumbrado a esto de que las leyes no se aplican! Eso se llama violencia institucional.

Por ahora el trabajo que hacen la Oficina de Violencia de la Corte Suprema y el Programa “Las Víctimas contra las Violencias” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se constituyen en muy valiosos aportes pero que no resultan suficientes. Soy consciente de que hay mucha gente también comprometida con esto y que trabaja incansablemente. Pero, hace falta mucho más trabajo, inversión y articulación desde el estado. Ni siquiera contamos con estadísticas oficiales. Todo un dato ése ¿verdad?

La violencia de género es cultural. Es producto y consecuencia de una relación de poder asimétrica entre varones y mujeres que hemos naturalizado y que justifica el horror. La violencia de género también está alojada en los intersticios del estado. En la medida en que no se comprenda así, muy poco estaremos haciendo para enfrentarla y eliminarla. Seremos indiferentes espectadores/as hasta la próxima noticia criminal.

Golpes y amenazas

Fundamentos del fallo: FundamentosCasoCorinaFernández

Hoy cumple años Eduardo Galeano. Mirá. Un capo. “Ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar: “la maté por miedo. “Porque al fin y al cabo, el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s