twitter y el no-tiempo de lxs políticxs


ayer en en el programa de tv de @bdlvictorhugo escuché a Ricardo Alfonsín decir algo así como “no sé cómo tienen tiempo de tuitear desde el gobierno (o desde el poder, no recuerdo bien si lo primero o lo segundo). Lo mencionó ante la pregunta del conductor Víctor Hugo Morales acerca de si él tuiteaba, y justo en un programa que ha incorporado twitter a su dinámica semanal invitando a tuitear a distintas personalidades (siempre hay políticos/as). R.A. me hizo repensar una pregunta que ya tenía casi archivada como vieja (y resuelta) pero, en la medida en que haya políticos que piensen como R.A, lo cierto es que sigue vigente. Entonces ¿deben los gobernantes tuitear? Mi respuesta es sí deben, y paso a fundamentar:

  • la comunicación, la rendición de cuentas de los actos de gobierno y el acceso a la información pública son requisitos esenciales de una democracia
  • la transparencia en esa comunicación es necesaria
  • fomentar un diálogo directo entre funcionarios/as y tuiteros/as-ciudadanos/as es novedoso y puede democratizar la comunicación y optimizar el mecanismo de rendición de cuentas
  • que los ciudadanos puedan acceder a los funcionarios de gobierno sin intermediarios es un valor agregado
  • compartir información más allá de distancias geográficas es algo que permite la tecnología y que ayuda a eludir burocracias que silencian
  • compartir información sin el filtro de los medios (las corporaciones) es una apertura más que interesante
  • la comunicación abierta entre periodistas y funcionarios/as vía tweets es interesante y puede coadyuvar a la transparencia

Hasta aquí una pequeña lista de motivos (son muchos más seguramente) por los cuales creo que los funcionarios deben dedicar tiempo al universo 2.0. ¿Lo harían por autointerés poniendo su subjetividad en juego? Por supuesto ¿quién no? En nosotros queda poner ese filtro y reinterpretar situando en su contexto la información. Podríamos también debatir sobre todas las manipulaciones y restricciones que esta nueva forma de comunicarnos trae aparejada.

(Aquí me detengo un instante para expresar mi rechazo al recurso de Mauricio Macri cuando instala a tuitear a un tal (A) en su nombre. Penoso. A veces pareciera que el Ing. quisiera dejar todo en manos de (A) y rajarse.)

Lo cierto es que el paradigma ya ha cambiado y para nosotros/as los incluidos/as tecnológicos no tenernos en cuenta por esta vía no deja de ser una discriminación. ¡Sepánlo! Queremos estar informados/as. Compartimos y buscamos data sobre la cual los/las funcionarios/as pueden (y deben) ser una fuente directa. Por eso es importante que estén aquí. Por eso, @ricalfonsin (que ayer reconoció que son otros quienes manejan su cuenta en tw), el tiempo, que es relativo, habría que dárselo, para estar de veras, aunque sea un rato corto, en twitter o en la red que quiera. Si usted no lo ve así, corre el riesgo de quedarse anclado en, por caso, los años 80. Y eso, mi estimado, ya fue, como usted mismo lo dijo ayer, en el programa, cuando le leyeron un tweet de @EricCalcagno mencionando algún número de las administraciones pre-k; “no me hablen de 10 años atrás” exclamó, como enojado. Justamente, @ricalfonsin, se trata de hoy y de mañana no de ayer. Para mayor información dése una vueltita por el caso #wikileaks, si es que le queda un tiempito.

Notal mental al margen: ¡cómo decayeron las intervenciones tuiteras de los funcionarios de nación y ciudad desde la toma de #soldati!

Anuncios

3 pensamientos en “twitter y el no-tiempo de lxs políticxs

  1. carol abousleiman Autor de la entrada

    hola Ana y Néstor,
    comparto lo que dicen, y reitero que aunque sea mínima la porción de tiempo dedicada, se justifica. no imagino grandes diálogos pero sí apertura de información, lo cual me parece esencial a la hora de pensar en expandir la democracia. el caso #wikileaks nos está dejando nuevas enseñanzas…
    saludos
    C.

  2. Ana C.

    De todas maneras, tienen que encontrar un balance, y el registro adecuado. Otro que empezó y dejó fue Prat Gay, aduciendo la misma falta de tiempo. Y un poco de razón tienen. Si estás haciendo trabajo legislativo o trabajo de gobierno, queda medio infantil a veces estar twiteando.

    Pero es cierto que a mí también me gustaría que Alfonsín twiteara solo.

    Quedó mejor el blog así 🙂

  3. Néstor Sbariggi

    Hay una diferencia entre los políticos que usan ellos mismos sus cuentas y los que delegan a un pasante para que lo haga en su nombre, uno no tiene ganas de andar siguiendo a alguien que en nombre de otro tipea boletines de prensa o frases huecas. No es obligatorio usar Twitter pero si un político abre una cuenta es mejor, para él sobretodo, que la use.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s