el espacio público no es neutro


Al analizar los planteos y las propuestas de Bofill sobre políticas de diseño urbano, diría que irradian una absoluta lógica, sentido común y transparencia. Enseguida sobrevienen entonces la impotencia y preocupación porque mucho de lo que ella ilustra no se plasma en las políticas de ordenación del espacio urbano. Digo: entender que una calle, un recorrido, una plaza serán más seguras si gozan de una buena iluminación nocturna es indiscutible, sin embargo, a menudo, a las autoridades encargadas de estos aspectos no parecieran serles tan lineales las soluciones. Entender que éstas son tanto más ricas cuando se consulta y da participación a los involucradas/os es también un ejercicio racional fácilmente alcanzable pero, lamentablemente, se torna un recurso escaso a la hora de diseñar las políticas. Quizás porque el hecho de ceder, de alguna manera, poder al integrar a los y las otras en el proceso de toma de decisiones es una dinámica que encuentra demasiadas resistencias.

Vayamos a lo que propone Bofill. Partiendo de la evidencia irrefutable de la matriz patriarcal[1] esta experta explica las brechas imperantes y que aún debemos acortar con creces las mujeres como así también los niños/as y los/las jóvenes. Así el concepto de habitar, es decir, sentirse tranquilo/a y seguro/a en un espacio está permanentemente cuestionado dentro del espacio público donde se despliegan in crescendo la inseguridad y la violencia tanto en la realidad como en la imaginación (miedo “difuso”). Así existe una fuerte correlación entre la sensación de inseguridad y las políticas de urbanismo y de ordenación del espacio. Aquí comparto plenamente que la falta y/o la falla en políticas que integren y contemplen la cuestión de género, es decir a más de la mitad de la población ciudadana susceptible de transitar por el espacio público, representa una vulneración directa de los derechos. Las mujeres se autoexcluyen (sobre todo en horarios nocturnos) por miedo a estar en un “afuera” cargado de peligros físicos y sexuales. Por su parte, los niños y las niñas, reciben la prohibición de parte de sus padres de circular solos/as y para trasladarse siempre necesitan de la intermediación de un adulto.

“El espacio no es neutro” y “las mujeres no tienen la libertad de ir y venir”, nos dice, enfática, Bofill. Existe una clara conexión entre el diseño urbano, la arquitectura y la violencia hacia las mujeres. Las políticas deben tender a la libertad de todos y todas y a su autonomía y el espacio público tiene que ser un lugar de encuentro no un continente de violencia real o potencial. Para poder hacer esto posible resulta imperioso generar una participación activa de las y los interesadas/os. Por ejemplo a través de talleres, como relata en su experiencia Bofill, en los cuales las mujeres expresen sus vivencias y necesidades de manera que éstas, luego, puedan traducirse en la hechura de las políticas públicas. Para asegurar un resultado positivo es fundamental, en este caso, contar con información desagregada por sexo.

El entorno físico condiciona claramente nuestro comportamiento. Hoy cargamos las consecuencias negativas de que los procesos arquitectónicos sean circuitos cerrados a la participación ciudadana y se erijan solo a través del criterio comercial buscando solo beneficios económicos netos de toda contemplación de otros derechos. Esto habla de la restricción absoluta imperante que, no por casualidad, genera un aislamiento posterior de las mujeres y los niños y niñas para quienes habitar el espacio público equivale a dialogar con el peligro y la agresión física en lugar de ser un encuentro abierto con los/las otros.


[1] El espacio concebido para un hombre blanco, que trabajo y goza de buena salud.

 

Anuncios

Un pensamiento en “el espacio público no es neutro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s